“Esta es tu última oportunidad. Después de esto, no hay vuelta atrás. Toma la píldora azul: el cuento termina, despiertas en tu cama y creerás lo que quieras creer. Toma la píldora roja: permaneces en el país de las maravillas y te mostraré qué tan profundo llega la madriguera. Recuerda, todo lo que estoy ofreciendo es la verdad, nada más”.

Morpheus.

El mundo, y con él la humanidad misma, ha transitado por eras que le han permitido ir evolucionando social, económica y culturalmente. Desde el principio, la humanidad ha ido pasando de la PreHistoria a la edad Antigua;  de esta, a la edad Media, luego a la edad  Moderna y, finalmente, a la Contemporánea. Durante estas transiciones, han tenido lugar importantísimos cambios tecnológicos, desde la revolución de las maquinas a vapor hasta la revolución agraria; de la revolución de la producción en serie (industria) a la revolución de Internet (información). Todas, sin excepción, han brindado grandes oportunidades a la humanidad, pero principalmente a aquellas personas que las han anticipado o han visualizado su llegada.

 

En el mundo financiero y económico no ha sido una excepción. La economía se ha transformado en la forma cómo los seres humanos intercambiamos nuestros productos, bienes y servicios. La economía ha ido evolucionando de la era del trueque a la de los metales preciosos; del intercambio de monedas a la creación de los bancos y de ahí a la creación y emisión del papel moneda, que es como conocemos dinero hoy en día. Pasaron décadas hasta llegar al dinero digital, las TDC, las transferencias electrónicas hasta llegar a la actualidad, donde nos encontramos a las puertas de una nueva era del dinero, denominada  La era de las CriptoMonedas. La economía mundial no volverá a ser como antes, de hecho ya no lo es, y debemos abrir nuestros ojos y nuestra mente a lo que está sucediendo para poder aceptar y sobrevivir (en sentido figurado y orientado específicamente a lo económico) a estos nuevos tiempos.

 

Como en todas las eras, la sociedad en general ha sentido pánico y rechazo por estos cambios y su curva de aceptación y adaptación ha sido lenta. Esta última etapa a la que hemos hecho referencia, la de las CriptoMonedas, no escapa a esa realidad. Sin embargo, desde la aparición del BitCoin en el 2008, la sociedad ha venido aceptando la existencia de esta nueva manera de hacer operaciones financieras con mas transparencia y seguridad que las que le preceden. Asimismo —varios estudios y los hechos mismos así lo comprueban—, ya podemos hablar de una aceptación colectiva de la inminente evolución del dinero hacia las ciptomonedas. Los gobiernos y organismos mundiales se han pronunciado sobre la necesidad de incorporarse a estas nuevas tecnologías a fin de estar a la vanguardia y permanecer en el tiempo. Los tiempos están cambiando frente a nuestros ojos y nosotros no podemos permanecer inermes. De esa idea, nace Glufco Investment CryptoBank, una institución financiera que le brinda a sus usuarios la oportunidad de entrar de manera efectiva y fácil a esta nueva era y colocarse en una posición de ventaja para aprovechar los beneficios. Estamos listos para formar parte de la evolución y la innovación, el momento es ahora y nos corresponde hacer historia.

 

La tecnología (como la conocemos hoy en día, electrónica, imbuida de sistemas y códigos) es ahora la base fundamental del sector financiero. La blockchain es la nueva tecnología que sustenta esta nueva revolución económica y está basada en códigos y algoritmos, que operan de forma descentralizada para permitir la realización de operaciones a través de redes interconectadas que la hacen prácticamente imposible de alterar (hackear). Adicionalmente, confiere a las operaciones la ventaja de la transparencia, posibilitando que todas las transacciones puedan ser auditadas de manera pública y transparente.

 

No cabe duda de que la tecnología blockchain será, más temprano que tarde, parte de nuestra cotidianidad. Así ha ocurrido ya con tecnologías similares que, en su momento, fueron también disruptivas, y hasta miradas con recelo, pero se convirtieron rápidamente en herramientas fundamentales, cotidianas, cubriendo necesidades que antes de ellas parecían no existir. Los teléfonos celulares o inteligentes, la propia Internet, son ejemplos claros de ello.

 

El sector tecnológico en el mundo de las criptomonedas es altamente novedoso y requiere de destrezas y conocimientos aptos para afrontarlas. Leguajes de programación, manejo de la blockchain, uso de servidores, sistemas de seguridad, etc, están al alcance de todos, pero lo importante es que empresas especializadas del área, como Glufco Investment CryptoBank, logren, gracias a su experticia, conocimiento y al enfoque técnico y profesional, ponerla al servicio y uso del público en general, de manera de que la barrera de rechazo tecnológico sea mínima o, inclusive, pase desapercibida.

 

En tal sentido mi mensaje final, que doy con toda responsabilidad, es: “No te fijes en la tecnología (déjasela a los expertos), fíjate y concéntrate en su uso y en sus beneficios”.

 

La mayoría tiene ojos para ver pero no pueden ver lo que esta sucediendo, la mayoría tiene oídos pero no puede entender lo que esta sucediendo”

 “Descent into Slavery” By Des Griffin

 

Jesús A. Aguiar :.

CEO

Glufco Investment CryptoBank

@aguiarja

 

 

Próxima publicación: BlockChain y Criptos: NO se trata de Tecnología

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *